Destacado

Primera entrada del blog

INVITO A LOS QUE LO DESEEN A LEER MIS ESCRITOS. GRACIAS.

Anuncios

Esta es tu primera entrada. Haz clic en el enlace Editar para modificarla o eliminarla, o bien crea una entrada nueva. Si quieres, usa esta entrada para explicar a los lectores por qué has empezado este blog y qué tienes previsto hacer con él.

entrada

ALBERTO MAGNO

JOSÉ MANUEL LÓPEZ GARCÍA

Es uno de los grandes teólogos y filósofos de la Edad Media.
También fue un destacado hombre de ciencia en pleno siglo XIII. Sus inmensas lecturas le dieron una formación enciclopédica y escribió tratados teológicos, filosóficos y sobre ciencias naturales. Nació en Suabia probablemente en 1199 y falleció en Colonia el 15 de noviembre de 1280. Escribió muchísimas páginas ya que sus obras componen veintiún volúmenes in folio. Lo que da una idea precisa de su extraordinaria labor. Explicó a través de comentarios casi todas las obras de Aristóteles. Afirmó la autonomía de la filosofía respecto a la teología. Algo que no era sencillo en los tiempos en que vivió.
La dedicación de Alberto a la ciencia fue más de observación e investigación, porque realizó poca experimentación directa, lo que no impidió que escribiera tratados de ciencias naturales de alto valor. El tratado Sobre el alma es una de las obras principales de Alberto Magno. Es el fundador del aristotelismo cristiano. No dudó al indicar los límites respecto a las tesis peripatéticas, si no se ajustaban a la doctrina cristiana. Se le puede considerar como el creador de la filosofía del mundo cultural latino.
Alberto identificaba ser eterno con ser increado a diferencia de su discípulo Tomás de Aquino. Por otra parte, Alberto Magno no identificó a los ángeles con las sustancias separadas de la filosofía peripatética, responsables del movimiento de las esferas celestes. También pensó que el proceso de maduración del embrión humano era progresivo, de manera que en el origen de tal desenvolvimiento estaba ya todo, incluso la misma inteligencia. Su amor a la verdad es claro e inequívoco. Escribe en el comienzo de su Comentario a las Sentencias: «La contemplación de la verdad, sobre todo de la verdad prima y suma, es la perfección del intelecto especulativo».
Alberto es un pensador que adopta una actitud ecléctica y busca identificar la verdad en los contenidos de diversas escuelas filosóficas y teológicas y también en relación con sus investigaciones sobre ciencias naturales. Se comprende que Mercedes Rubio escriba que: «se esfuerza por elaborar una doctrina única fundamentada en ellos, aunque – esto lo reconocen estudiosos de la talla de B. Nardi y F. Van Steenbergen – cuanto más se releen los textos de S. Alberto mayor es la complejidad que se descubre y la dificultad para su interpretación».
Era consciente de que no era posible fabricar la piedra filosofal, ya que no es posible elaborar oro con un proceso alquímico. Alberto también realizó observaciones sobre cuestiones relacionadas con la química analítica.
Fue un pensador independiente y original, algo que es reconocido por sus coetáneos. Tomás de Aquino fue discípulo directo de Alberto Magno desde 1248 hasta 1252 en Colonia.
Es entendible que se le conozca a Alberto como Doctor Universalis por la vastedad de sus conocimientos y escritos. Su labor como profesor de Universidad fue también excelente y magnifica en París. Después de obtener el grado de maestro in sacra página que alcanzó hacia 1245 siguió enseñando. Por cierto en este mismo año conoció a Tomás de Aquino en París. Alberto Magno dictó sus cursos hasta 1248 como maestro de la cátedra de Teología para extranjeros, sita en el convento de Santiago de París. El libro Sobre el alma es una de las mejores obras de Alberto y fue un comentario compuesto hacia los años 1260-61.
Alberto es uno de los grandes pensadores escolásticos de su tiempo. Supo también que Tomás de Aquino, de su misma orden, era otro de los grandes teólogos que, junto con él, estaban destinados a conformar la estructura fundamental de la teología católica y también con San Agustín y otros teólogos.
Lo que se echa de menos en relación con las obras de Alberto Magno es que se publiquen sus tratados en ediciones críticas con introducciones a su pensamiento. Es cierto que ya existen algunas obras editadas en español de este gran pensador escolástico, pero hacen falta más publicaciones de sus tratados. Y más estudios y comentarios sobre sus escritos.

JOSEPH DE MAISTRE

EL COMENTADOR JOSÉ MANUEL LÓPEZ GARCÍA

JOSÉ MANUEL LÓPEZ GARCÍA

El libro Las veladas de San Petersburgo es un ensayo magnífico. Está escrito entre los años 1803 y 1817 por Maistre y es ameno y muy apropiado para saber acerca de los planteamientos políticos, sociales y filosóficos existentes en este periodo histórico. Aunque se le puede considerar como enfrentado al pensamiento revolucionario y también al ilustrado sus reflexiones son profundas y originales. Se puede pensar que es reaccionario porque afirma la contrarreforma.
No cabe duda de que se le puede considerar conservador. Si bien pienso que es más acertado decir que afirma un cierto irracionalismo que es el fundamento esencial de su pensamiento, ya que escribe: «El hombre recto conoce, ordenadamente, por un sentimiento interior, sin previo examen, la falsedad o la exactitud de ciertas proposiciones, muchas veces sin haber tenido los estudios necesarios para hallarse en estado de analizarlos con perfecto conocimiento de causa».
Maistre…

Ver la entrada original 482 palabras más

JOSEPH DE MAISTRE

JOSÉ MANUEL LÓPEZ GARCÍA

El libro Las veladas de San Petersburgo es un ensayo magnífico. Está escrito entre los años 1803 y 1817 por Maistre y es ameno y muy apropiado para saber acerca de los planteamientos políticos, sociales y filosóficos existentes en este periodo histórico. Aunque se le puede considerar como enfrentado al pensamiento revolucionario y también al ilustrado sus reflexiones son profundas y originales. Se puede pensar que es reaccionario porque afirma la contrarreforma.
No cabe duda de que se le puede considerar conservador. Si bien pienso que es más acertado decir que afirma un cierto irracionalismo que es el fundamento esencial de su pensamiento, ya que escribe: «El hombre recto conoce, ordenadamente, por un sentimiento interior, sin previo examen, la falsedad o la exactitud de ciertas proposiciones, muchas veces sin haber tenido los estudios necesarios para hallarse en estado de analizarlos con perfecto conocimiento de causa».
Maistre fue un conde saboyano que destacó como escritor, filósofo y político. Su vida transcurrió desde 1753 hasta 1821. Las veladas de San Petersburgo fue su mejor obra y a lo largo de siglo y medio influyó mucho en el mundo occidental.
Al ser embajador del rey Víctor Manuel I entre los años 1803 y 1817 ante la corte del zar en San Petersburgo pudo observar de modo pormenorizado y completo la sociedad rusa y analizar diversos problemas políticos.
De todos modos, Maistre demuestra en sus Diálogos sobre el Gobierno temporal de la Providencia que es el subtítulo de su libro que le interesan infinidad de cuestiones filosóficas discutidas en su época.
Por ejemplo, dialogando sobre el deseo dice Maistre sobre Locke: «Creedme: no os fiéis de Locke, que nunca ha comprendido nada a fondo. El deseo, que no ha acabado de definir, no es más que un movimiento del alma hacia un objeto que la atrae». Parece excesivamente dura la crítica, pero puede tener su parte de razón. Su ataque al empirismo de Locke es desproporcionado. En cualquier caso, Joseph de Maistre muestra su amplia y profunda erudición filosófica a lo largo de las 424 páginas de su ensayo.
Como pensador no estaba de acuerdo con el pensamiento ilustrado y también rechazaba el racionalismo y el progresismo liberal. Poseía genio e ingenio y fue admirado incluso por sus rivales, lo que da una medida de sus capacidades.
Respecto a la repercusión y el valor de los libros dice que depende de las circunstancias favorables y mucho menos, en bastantes ocasiones, del mérito intrínseco.
Como se mueve en ambientes aristocráticos se comprende que en las Veladas componga un diálogo dieciochesco entre tres aristócratas cultivados: un conde saboyano que es él mismo, un senador ruso que es también su amigo y un noble francés. De esta manera, diversifica y enriquece el contenido de su libro con perspectivas, comentarios, descripciones y análisis nuevos que eliminan la monotonía en el curso de la lectura de su ensayo.
Se opuso a los planteamientos filosóficos de Descartes y Malebranche. Porque piensa que la razón humana no puede llegar a conocer el orden divino, puesto que la perfección del ser humano desapareció tras el pecado original. Aunque considerando la imperfección de la naturaleza de los seres humanos ya es suficiente para darle la razón.
Fue profundamente influido por el pensamiento de Böhme, Swedenborg y otros. Es el célebre creador de la frase «cada nación tiene el gobierno que se merece» que parece muy racional y que ha sido utilizada innumerables veces.
Su estilo como escritor y filósofo, al ser un libro que se desarrolla como un diálogo, parece más vivaz y atrayente para los lectores que disfrutan de la lectura de sus páginas. Y aunque podamos estar en desacuerdo con algunas de sus apreciaciones y reflexiones es indudable que sabe expresarlas con precisión y brillantez.

JOSÉ MANUEL LÓPEZ GARCÍA

HIPATIA, FILÓSOFA DE EGIPTO

Es una mujer dedicada en cuerpo y alma al conocimiento y a la enseñanza. Fue coetánea de Agustín de Hipona. Se entiende que diversos movimientos feministas la consideraran una mujer liberada de las contradicciones del patriarcalismo antiguo. Parece que Hipatia enseñaba a sus discípulos en su propio hogar. Y, según se ha comprobado, acudían a su casa para recibir sus enseñanzas estudiantes de todas las partes del mundo romano. Asistían a sus clases o lecciones atraídos por su prestigio y fama. La gran ciudad de Alejandría, en la costa de Egipto, fue el lugar de nacimiento de Hipatia.
Cultivó los estudios lógicos y las ciencias exactas y llevó una existencia ascética. Se la considera también una mártir de la ciencia y expresión del fin del pensamiento clásico ante el avance imparable del cristianismo en el comienzo del siglo V.
Respecto a cómo enseñaba Hipatia es necesario saber que sus conocimientos eran impartidos con el fin de progresar en el camino del saber. Se comprende que Sinesio un discípulo y amigo de Hipatia diga que el buen maestro nunca debe estar en una relación de permanente superioridad ante sus alumnos. En efecto, debe dialogar y debatir con ellos y recoger saberes de otros maestros. Se puede decir que Hipatia seguía el modelo socrático en su enseñanza.
También disponía de una actitud abierta respecto al sufrimiento ajeno. Algo que le agradece Sinesio que habla con ella sobre la muerte de sus hijos, ya que llega a decir: «Quisiera o dejar de vivir o dejar de pensar en la tumba de mis hijos». Es seguro que su maestra Hipatia le confortaría en esos momentos difíciles de la forma más adecuada.
Hipatia habla en público, aunque sea mujer y enseña de manera oficial, lo que en su tiempo era algo excepcional. Es otro de sus grandes méritos. La sabiduría no es patrimonio exclusivo de los varones. Esto en la Antigüedad no era generalmente aceptado.
Uno de los discípulos de Hipatia se enamoró de ella. Y la actitud de la filósofa fue procurar curarle su pasión mediante los preceptos filosóficos. Ante la insistencia de ese discípulo, en un momento dado, ella cogió un paño higiénico del que había hecho uso y tirándoselo a la cara le dijo: «Esto es lo que tu amas joven tonto, y no algo que es bello. Porque la filosofía platónica mantiene que la bondad, sabiduría, virtud y otras cosas semejantes debido a su intrínseco valor son deseables por sí mismas, para ser la única belleza real de quienes la divina simetría, encantos y perfección, la mayor que aparece en los cuerpos no son más que débiles semejanzas». La capacidad de pensar y de sentir es lo que da sentido a la realidad y también a la vida. La racionalidad y el idealismo platónico son también, en parte, consecuencia de los planteamientos socráticos.
Esta filósofa y matemática hace honor a su nombre que significa la más grande. Fue una pensadora neoplatónica. Su muerte violenta, ya que fue asesinada por una multitud en el 415 d.C. es la manifestación de un fanatismo religioso y político a causa de su pensamiento no cristiano, en la Alejandría en la que aprendió, investigó y enseñó. Ya que por los testimonios conocidos la mató un grupo de cristianos alejandrinos fanáticos y violentos.
Probablemente, Hipatia asumió en el año 400 la dirección de la escuela neoplatónica. Es lógico que su discípulo Sinesio la admirase por su saber filosófico y matemático, aunque Hipatia tuviera 25 o 30 años, en el momento que empezó a desempeñar la dirección del movimiento filosófico neoplatónico, ya que era la más sabia filósofa de Egipto en su tiempo.
La escuela de Alejandría seguía más la enseñanza de Porfirio que la de Plotino. El mal para Porfirio reside en el alma misma, lo que parece que concuerda más, con la necesidad de purificación del alma del platonismo. Por otra parte, la lógica y la ciencia eran campos abiertos a la investigación y al análisis, tanto para el paganismo como para el cristianismo.
Las enseñanzas de Hipatia fueron amplias ya que comprendían Matemáticas, Astronomía y Filosofía. También investigó sobre otras cuestiones técnicas, ya que se interesó por los astrolabios y los hidroscopios. Toda esta actividad docente estaba dirigida por una actitud vital de dominio de los deseos corporales, de tal forma que mantuvo la libertad del alma o, al menos, esa parece ser su intención.
Según indica Amalia González Suárez acerca del tipo de docencia que realizó Hipatia: «Dzielska considera que de éstas informaciones clásicas podemos concluir que Hipatia enseñaba tanto a un reducido grupo de avanzados en cuestiones filosóficas, como a grupos más amplios». Algo parecido a las famosas enseñanzas esotéricas de Aristóteles a los más preparados, y exotéricas al público en general, que no está especializado en estos conocimientos.
Y es cierto, que ante una masiva cantidad de oyentes, la labor discursiva y argumentativa de Hipatia sería difícilmente entendida en su verdad, y de modo pleno y completo. Habría conocimientos del más alto nivel que confiaría, únicamente, a sus discípulos más aventajados. Porque el gran público no los entendería. Incluso su discípulo más destacado Sinesio escribe lo siguiente: «La verdad hiere a quienes no tienen fuerza suficiente para mirar el resplandor de lo real». Considero que lo verdadero debe estar al alcance de todos aunque no sea algo agradable. Otra cuestión diferente es la complejidad de los conocimientos que presupone una formación específica especializada, que no forma parte del bagaje cultural de todos.
Además Hipatia logra algo muy importante en su época, puesto que supera la tradición de siglos pasados, en los que las mujeres estaban en un segundo plano, y no podían, prácticamente, tomar la palabra en público.
Se puede decir que esta filósofa, por lo que se sabe, si aconsejó a los gobernantes de Alejandría, ya que disfrutaba de una autoridad moral y en cierto modo, también filosófica y política. Lo que le costó la muerte a esta filósofa platónica, frente al poder político masculino representado por Orestes, en esta ciudad egipcia. Frente a la racionalidad, prudencia, sabiduría y belleza que ella misma representaba de un modo magistral, su asesinato fue una expresión de barbarie, brutalidad y fanatismo. Porque la libertad de pensamiento, y el máximo respeto al mismo, es el mayor fundamento del saber y la investigación filosófica y científica.

PROPIA IMAGEN

EL COMENTADOR JOSÉ MANUEL LÓPEZ GARCÍA

El derecho al honor y a la propia imagen es un derecho protegido por la Constitución.
La manifestación de juicios de valor que lesionen la dignidad de cualquiera es algo contrario a derecho. Tampoco se puede menoscabar la fama de ninguna persona o intentar menospreciar su propia estimación.
En España está en vigor desde 1982 una Ley orgánica sobre protección civil del derecho a la propia imagen que desarrolla y matiza lo reconocido en el texto constitucional. Porque, si se piensa en lo que sucede en la realidad, estas garantías son muy necesarias.
En la realidad, existe mucha impunidad respecto a las expresiones o acciones despreciativas, ya que es difícil denunciarlas con pruebas, en muchas ocasiones. También es cierto que ante insultos, descalificaciones, rumores malintencionados, etcétera, que perjudiquen la fama de un individuo se pueden emprender acciones legales ante la justicia. Lo que ha sucedido después de la muerte del…

Ver la entrada original 518 palabras más

PROPIA IMAGEN

El derecho al honor y a la propia imagen es un derecho protegido por la Constitución.
La manifestación de juicios de valor que lesionen la dignidad de cualquiera es algo contrario a derecho. Tampoco se puede menoscabar la fama de ninguna persona o intentar menospreciar su propia estimación.
En España está en vigor desde 1982 una Ley orgánica sobre protección civil del derecho a la propia imagen que desarrolla y matiza lo reconocido en el texto constitucional. Porque, si se piensa en lo que sucede en la realidad, estas garantías son muy necesarias.
En la realidad, existe mucha impunidad respecto a las expresiones o acciones despreciativas, ya que es difícil denunciarlas con pruebas, en muchas ocasiones. También es cierto que ante insultos, descalificaciones, rumores malintencionados, etcétera, que perjudiquen la fama de un individuo se pueden emprender acciones legales ante la justicia. Lo que ha sucedido después de la muerte del Fiscal General del Estado José Manuel Maza es significativo. Expreso mis profundas y sinceras condolencias a su familia y amigos. Lamentablemente, han sido publicados tuits ofensivos que se alegran de su muerte y la celebran y que serán investigados por la Policía y la Fiscalía, por si son constitutivos de delito.
En relación con esto esta semana, concretamente el día 25 de noviembre se celebra el Día Internacional contra la violencia respecto a las mujeres. Se pretende la erradicación total del maltrato psicológico y físico o de la también denominada violencia de género.
Una de las soluciones posibles para parar el maltrato es la educación desde la infancia en actitudes respetuosas y pacíficas respecto a los demás. También es importante no juzgar a los demás sin conocerlos y no caer en los prejuicios o falsas ideas basadas en el desconocimiento y en la ignorancia.
Es preciso valorar las cualidades positivas de las personas y no fijarse exclusivamente en sus defectos o imperfecciones. Ninguna persona es perfecta en su carácter y en sus decisiones y todos los individuos pueden equivocarse.
No cabe duda de que lo mejor es poner de relieve las cualidades positivas de los sujetos, si queremos una convivencia más cordial y fluida y también una existencia más feliz.
Lo que no supone que no se puede delimitar claramente el ámbito de lo privado y lo público de cada persona, puesto que está definido por el ordenamiento legal vigente en España. La libertad de expresión es un derecho de cada individuo y nadie la puede impedir.
Las circunstancias personales forman parte de la realidad de cada ciudadano en su vida real e incluso se proyectan en la labor creativa. Filósofos como Kierkegaard, uno de los grandes creadores del existencialismo, escribían sobre su propia vida que se integraba en su obra filosófica. Y pueden ser nombrados otros grandes filósofos y escritores, que utilizan sus propias experiencias personales como fuente de inspiración de sus escritos.
Cada ciudadano es dueño de su propia vida y puede escribirla y vivirla como quiera con plena libertad, siempre que cumpla las leyes. Y esto mismo parece que a los maltratadores no les entra en la cabeza que pueda ser así. Nadie es dueño de nadie. Pero todavía persiste un cierto nivel de machismo en la sociedad, aunque cada vez sea menor.
Con el fin de reducir o evitar la violencia contra las mujeres considero que existen posibles soluciones. Una de ellas es la de buscar un sistema más rápido y eficiente para atender las llamadas o aviso de auxilio. Otra puede ser dar más protección a las posibles víctimas de maltrato con escoltas o vigilantes que velen por su integridad física.
Si a esto se añade la utilización de cámaras espía miniaturizadas u otros sistemas similares se incrementará, significativamente, el nivel de seguridad de las mujeres afectadas. Los móviles con botones de pánico y de envío de mensajes de socorro también pueden ser muy útiles y, en algunos casos, indispensables. Ya se sabe que la seguridad absoluta, por desgracia, es imposible, pero acercarse lo máximo a ella, es lo más coherente y deseable.

JOSÉ MANUEL LÓPEZ GARCÍA

REVOLUCIÓN TRANSHUMANISTA

La clonación reproductiva, la hibridación hombre máquina y la ingeniería genética cambian la condición humana.
El problema es saber si la tecnociencia mejorará la existencia de las personas o no. En el libro de Luc Ferry titulado La revolución transhumanista se plantea que la tecnomedicina y la uberización del mundo van a transformar nuestras vidas.
Frente a la idea de curar para devolver la salud a los individuos parece que se está abriendo camino el ideal de aumentar o perfeccionar las capacidades o potencias vitales de los seres humanos.
Con las nanotecnologías, la inteligencia artificial y otras disciplinas similares como la robótica, etcétera., se está creando un nuevo modelo de vida que es diferente de lo conocido hasta ahora.
Como escribe Luc Ferry «En muchos ámbitos la línea que separa curar de mejorar es imprecisa: los medicamentos destinados a luchar contra las diferentes formas de senectud que nos alcanzan un día u otro podrían pertenecer a una u otra de estas categorías». Si en un futuro se consiguiera vivir varios siglos supongo que no sería algo deseable para muchas personas.
Los límites legales a las nuevas tecnologías deben seguir controlando los nuevos avances, ya que la dignidad humana está por encima de los intereses económicos o políticos.
La rapidez de desarrollo de nuevos inventos tecnológicos es ciertamente increíble y por eso mismo los Estados deben velar por un uso racional y que no sea perjudicial de los mismos.
La denominada economía colaborativa está ganando adeptos. La clave de la expansión de este modo de intercambio está en el valor de uso en vez de la propiedad. Y me parece que está bien, porque es cierto que aumenta el nivel de libertad de los sujetos, si pueden acceder a servicios de intercambio de bienes a través de la prestación de actividades que pueden ser canjeables o intercambiables, en función de necesidades concretas y específicas, que son definibles o determinables, en cada momento, por cada individuo.
Nick Bostrom un científico y filósofo sueco describe lo que es el transhumanismo: «Llegará un día en que tengamos la posibilidad de aumentar nuestra capacidad intelectual, física, emocional y espiritual, mucho más allá de lo que aparece posible en nuestros días. Entonces saldremos de la infancia de la humanidad para entrar en una era posthumana». Está claro que el transhumanismo propicia el bienestar general de las personas y la mejora de su calidad de vida. Es una especie de apuesta positiva a favor de la ciencia y la tecnología para que apoyadas con el pensamiento crítico y creativo sirvan para superar los límites humanos actuales.
Es reseñable que un filósofo como Habermas argumenta hostilmente contra el transhumanismo. Puede parecer que el uso de medios artificiales para prolongar la vida humana es contrario a la naturaleza y es indeseable por sí mismo. Aunque creo que la cuestión crucial es buscar el equilibrio y no permitir avances que degraden la condición humana o la rebajen.
Un filósofo como Condorcet ya en el siglo XVIII se mostraba convencido de que es deseable un perfeccionamiento del potencial natural, social y político del ser humano. Y este humanismo clásico también lo asume el transhumanismo contemporáneo.
También es cierto que algunas predicciones sobre el futuro tecnológico parecen preocupantes desde un punto de vista puramente humanista. Por ejemplo, Kurweil habla del sujeto posthumano que estaría conectado a Internet por medio de implantes cerebrales. Me parece excesivo y desproporcionado, ya que es invasivo.
Lo que es más creíble y admisible es que en unas décadas se puedan construir máquinas dotadas de una inteligencia artificial fuerte que sean prácticamente inmortales. Precisamente, por su misma naturaleza mecánica y artificial fácilmente reparable tecnológicamente.
Considero que, ante el veloz progreso de la ciencia y la tecnología médica, las leyes deben ser el marco regulador para que no haya extralimitaciones en la utilización de los resultados alcanzados por la ingeniería genética y tampoco en la biotecnología, la inteligencia artificial y la tecnociencia aplicadas a los seres humanos.